Uncategorized

FIESTA DE SAN JUAN BOSCO

By febrero 3, 2017 No Comments

El patio del Colegio Maturana se convirtió una vez más en sede de festejos de la familia salesiana, que el pasado martes 31 celebró la fiesta de San Juan Bosco, su fundador.

Este año la jornada estuvo centrada en la familia y en la figura de Mamá Margarita, la madre del santo que nació en Turín en 1815 y que desarrolló una amplia obra con jóvenes de contexto marginal.

La Familia Salesiana es de las más numerosas en Uruguay y está integrada por los Salesianos de Don Bosco, las Hijas de María Auxiliadora, los Salesianos Cooperadores, la Asociación María Auxiliadora (ADMA), las Voluntarias de Don Bosco, las Damas Salesianas, las Madres de los Salesianos, las Exalumnas Salesianas y la Fraternidad Contemplativa “María de Nazaret”.

Son miles las personas que se benefician de los frutos de esta familia que tiene presencia en todo el país y que atienden colegios, centros de jóvenes, institutos de educación no formal, oratorios y parroquias. En Uruguay las Hermanas Salesianas son 86 y están en siete departamentos. Los Salesianos de Don Bosco (sacerdotes) están en la misma cantidad de localidades y tienen 12 centros educativos.

El festejo tuvo una primera parte a mediodía con un almuerzo en la Inspectoría, en el que participaron familias, parejas de novios y representantes de la Familia Salesiana.

Por la tarde, a las 19.30, comenzó la gran celebración a la que acudieron más de 1.500 personas. Fue en el gimnasio del Maturana y primero hubo una actuación de Parodistas Aristophanes, un conjunto de carnaval surgido de exalumnos salesianos.

Luego desde el escenario se compartieron dos testimonios. Gabriel habló de su experiencia en el Movimiento Juvenil Salesiano, y Nicolás y María Marta compartieron sus vivencias como padres de dos hijos pequeños.

La Misa fue el momento central. La ceremonia estuvo presidida por el Arzobispo emérito de Montevideo, Mons. Nicolás Cotugno, y concelebraron sacerdotes salesianos. La homilía estuvo a cargo del inspector Néstor Castell, que en determinado momento invitó a mirar en la pantalla gigante un fragmento de la película de Don Bosco. «¿Qué es lo que aprendiste en tu familia esencial para tu vida? ¿Qué aprendiste en tu casa salesiana?», invitó a la reflexión.

 

 

Fuente: www.icm.org.uy