Uncategorized

MISIÓN NAZARENA 2017

By marzo 5, 2017 No Comments

Del 24 de febrero al 1 de marzo realizamos la 8va Misión Nazarena, ésta se llevo a cabo en la ciudad de José Pedro Varela- Lavalleja.

Participaron de la misma alrededor de 90 jóvenes, con la compañía de nuestro fundador Monseñor Nicolás Cotugno, la Consagrada Margare Vairo y el Sacerdote Pablo Jourdan de la Parroquia de Varela.

Llegamos jóvenes desde Montevideo, Tacuarembó, Rivera, Artigas, Treinta y Tres, y Flores entre otros, acompañados también por los jóvenes de Varela. Con mucho entusiasmo y bien preparados tras algunas jornadas de pre-misión se puso en marcha esta maravillosa experiencia.

Comenzamos la jornada con la celebración penitencial para poder estar en gracia de Dios y poder vivir esta experiencia de la mejor manera.

Al otro día fue turno de la presentación y entrega de los distintivos a los misioneros, donde también se realizo una síntesis explicativa de la misión y el lema correspondiente: “confiamos en Tu palabra, servimos hasta el final”.

Luego realizamos diferentes actividades para los chicos ya que la idea fue invitar a todos los niños a participar de un “show” de música y teatro a realizarse en la parroquia donde pudimos divertirnos y pasar un buen momento junto a ellos.

El domingo en la mañana celebramos la Eucaristía para luego partir a Paso Averías, una localidad que se encuentra a orillas del Río Cebollati. Allí también pudimos disfrutar de un hermoso día con muchos juegos donde en todo momento se sintió la presencia de Dios vivo en cada uno de los niños y jóvenes que estuvimos presentes.

El día lunes fue tiempo de poner “manos a la obra” ya que el grupo se dividió en tres subgrupos para poder realizar tres actividades diferentes: una era la de realizar el “Rincón de Nazaret” con la presencia de la Virgen María de Nazaret que se ubico al lado de la Parroquia. Otra fue la de ayudar a una familia con su casa para tener una vivienda digna; donde se refaccionó, pintó, corto el pasto y con los muebles que fuimos consiguiendo meses anteriores a la misión se equipó la casa; y la otra actividad a realizar fue hacer una huerta en la casa de “Caritas” para que con la nueva iniciativa del Club del Niño estos puedan aprender y beneficiarse de la huerta.

Para el martes la actividad consistió en torno a la Capilla San Antonio, fuimos por el barrio invitando a que este año los niños participen de la catequesis, donde también invitamos a los adultos para un nuevo curso de biblia a realizarse en la Capilla. Durante ese día nos fuimos turnando para que cada misionero tenga un momento de Adoración al Santísimo que fue desde la mañana hasta la noche culminando con la Eucaristía. Para esta contamos con la presencia del Obispo de Minas Jaime Fuentes y tres hermanas de la Congregación “Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María”.

Fue una misión increíble donde en todo momento pudimos sentir a Jesús Resucitado y sentir la familiaridad nazarena. Agradecemos a la Comunidad de Varela que una vez mas nos recibió muy bien y a todos aquellos que colaboraron a que esto fuera posible. Pedimos a Dios que bendiga a los misionados y misioneros; y que María de Nazaret guíe nuestros pasos para poder algún día alcanzar el Reino de los Cielos.

 


 

A continuación compartimos algunos testimonios de los misioneros:

 

 

ALFONSINA:

 “Y con cada experiencia similar a esta me doy cuenta que la felicidad que te da dios no te la da nada ni nadie más. Es increíble cómo vamos con la intención de ir a misionar y terminamos siendo nosotros los misionados, la cantidad de cosas que me enseñó la gente de Varela y los demás nazas es inexplicable. Cada día fue único a su manera y en todos aprendí algo distinto. Estas instancias siempre te remarcan cuanto tenes que valorar a tu gente, a tu entorno, y que con ganas y la voluntad de dios todo se puede. La verdad que vuelvo llena, creo que a todos nos inundó la gracia del espíritu santo en estos 5 días de misión. Vuelvo totalmente segura de lo que quiero para mi vida y que no hay nada más lindo que esto!”

OREJA:

 “Todo lo de la misión me sirvió muchísimo, aprendí mucho y disfrute con todos. Desde el comienzo con la reconciliación poder experimentar la Misericordia de Dios con el perdón de los pecados; comenzando el nuevo día luego con la hermosa formación de Pablo que nos lleva al corazón mismo de la palabra y salir con todas las energías como si el mismo ángel o el mismo Jesús hubiese sido quien nos dijo «Vayan y anuncien la Buena Noticia» o que estemos alegres, ya con ese comienzo era imposible no salir con el Resucitado en el corazón y dejar hablar al Espíritu Santo en las casas, que muy amables nos abrieron las puertas tanto yendo por el club de niños como yendo por las catequesis y el grupo de biblia. Poder llevarles esperanza a esos hogares muy necesitados que se abrieron y nos contaron sus realidades fue algo que me llenó totalmente el corazón. Sentirme Alegre de ser un Pobre de Espíritu porque los necesito a todos, porque la fe la tenemos que compartir, que el Reino nos espera a todos es algo que me motivaba cada segundo a estar contento. También ver a las “Renacujas” con esa alegría y actitud fue una muestra de que estamos siendo el lápiz en las manos de Dios, no solo unos días en Varela sino todo el año en Tacuarembo. Ni que hablar del día de averías cuando algunos fuimos más tarde por trabajar en la gruta, llegar y ver tanta alegría emocionaba. En el día mismo de construcción fue cuando más agradecido a Dios por la vida pude estar, por la salud que días antes había tenido un accidente; ya que en un momento en la gruta pude tener el privilegio de trabajar mano a mano con Monseñor, con Juan Pedro y Carmela, los tres con mucho amor me ayudaban en la obra a pesar del calor, es algo que Dios nos regala el poder ver en el amor a los demás que todos somos hijos de Dios e iguales ante sus ojos, que todos estamos llamados a ser felices y ayudar a los demás. Por último disfrutar como todos los años unos días con todos mis hermanos nazarenos y ver en ellos que Cristo está vivo es lo más lindo que se puede pedirle a Dios, cargar las baterías para comenzar el año y la Cuaresma con todas las energías y ser un mejor seguidor de Jesús día a día.”

 

GONZA AZCUE:

 “Jesús resucitado obró a través nuestro, nos transformó el corazón y nos hizo parte de su proyecto. Cada día tenemos que volver a decirle SI:
– SI quiero ser como TÚ, seguir tu camino 
– SI quiero amar como TÚ nos amas
– SI quiero perdonar como TÚ lo haces
– SI quiero tener sed de TI, buscarte en el hermano, en los pequeños gestos, palabras…
– SI quiero ser un buen discípulo, para poder con mi vida atraer más cristianos comprometidos
– SI quiero ser feliz de VERDAD, haciendo felices a los que me rodean
Gracias a Dios, a Maria y a mis hermanos Nazarenos por esta Misión compartida, esto es sólo el comienzo!”

MILENA:

 «No digas Hágase tu Voluntad si después vas a hacer lo que quieras» está fue una frase que se apareció en el inicio de mi Twitter antes de haber decidido ir a las misiones. Y gracias a esta frase que me hizo reflexionar un montón puedo decir que viví uno de los mejores 5 días de mi vida, y que la voluntad de Dios siempre va a ser agradable y perfecta.”

MARGA:

 “Experiencia de Resucitado! Confiamos en tu Palabra, Servimos hasta el final. Ver cómo mis hermanos, con «la camiseta puesta» quisieron vivir el lema, fue un renovar el entusiasmo de mi consagración! Enamorada más profundamente del carisma agradezco al Resucitado porque en su gran amor sigue llamando a jóvenes capaces de responder con generosidad a la invitación de ser instrumentos de Su actuar en el mundo. La misión es la prueba”